IMPERIALISMO Y EXPANSIÓN COLONIAL


africa_1_22.jpgIMPERIALISMO


DEFINICIÓN DE IMPERIALISMO
  • Se conoce como imperialismo al proceso por el cual los países europeos desde mediados del siglo XIX iniciaron la ocupación y explotación de inmensos territorios en África y en Asia. La palabra viene de los grandes imperios que crearon países como Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Alemania...
  • Ya existían colonias desde el siglo XVI (España, Portugal, Inglaterra, Francia, Holanda), con connotaciones políticas (estaban concebidas como enclaves militares y para el control de las rutas marítimas) y militares (explotación de sus recursos físicos y humanos).
  • Ahora la novedad es que el saqueo económico se completa con una ocupación militar y política, imponiendo las estructuras administrativas y jurídicas del país colonizador en el colonizado.
  • La distribución temporal de este fenómeno histórico es:
- Una etapa de formación, 1880-1914
- Una fase de crisis que sería el período comprendido entre las dos guerras mundiales.
- Etapa de descolonización después de la IIª Guerra Mundial.


CAUSAS DEL IMPERIALISMO
En la actualidad es difícil encontrar una explicación que prescinda de los factores económicos como hechos fundamentales que impulsaron la colonización. Son muchas las causas que influyen en el surgimiento de este fenómeno de expansión territorial, citaremos las más importantes:

a) Causas económicas.
Son las más destacadas. Los países europeos necesitan materias primas baratas para abastecer sus industrias, y estos países subdesarrollados son los que producen esas materias. Además, buscan un lugar donde colocar los productos industriales sobrantes, es decir, buscan mercados. Para algunos autores la conquista de estos territorios es también una válvula de escape para el fuerte crecimiento de la población como consecuencia de la revolución industrial, la presión demográfica hace que “sobre” gente y que muchos se vayan a vivir a estos nuevos territorios.

b) Políticas.
La exaltación del nacionalismo lleva a intentar imitar la grandeza de los grandes imperios del pasado, esta idea se convierte en una obsesión para los países colonizadores El colonialismo es cuestión de prestigio nacional, todos los países se juegan mucho en Europa y todos quieren ser la potencia más fuerte del continente, para ello el conquistar nuevos territorios se convierte en una ocasión propicia para realizar grandes empresas militares y nuevas glorias para la patria. La burguesía en el poder utilizará esta potente arma (el nacionalismo) para unir a todo el pueblo frente a la nación rival. El conquistar territorios es una manera de ser fuertes y temidos.
Por otra parte existen motivos estratégicos que hacen que una potencia se apodere de un territorio clave para el control de las rutas comerciales o para impedir el acceso a una zona del enemigo.

c) Demográficas.
El espectacular aumento de la población europea como consecuencia de las revoluciones industriales hace que unos cuarenta millones de personas se desplacen a nuevos territorios. En muchos casos la ocupación militar de un territorio se produce después de un asentamiento de pobladores. Como vemos el poblar nuevos territorios se convierte en una válvula de escape para aliviarla superpoblación del viejo continente.

d) Científicas.
Los avances médicos, como el uso de la quinina, contribuyeron en gran medida a estas migraciones, ya que permitieron combatir con éxito enfermedades endémicas como el tifus, cólera, o el paludismo que hasta entonces habían hecho inhabitables para el hombre blanco extensos territorios.A lo largo del siglo XIX se irá completando el proceso de exploración del planeta iniciado en el siglo XV. Muestra de ello fue el fomento de estudios geográficos, geofísicos y geológicos. Desde mediados de siglo una serie de autores (Julio Verne, Kipling, Jack London, etc.) alentaron la curiosidad y la aventura a través de obras que evocaban ambientes envueltos en un halo de misterio, difundidas a través de publicaciones periodísticas o literarias repletas de atractivas ilustraciones.

e) Ideológicas
Como causas ideológicas que favorecen la expansión colonial encontramos los motivos religiosos. Un gran número de misioneros católicos y protestantes acuden a evangelizar estas tierras para lograr la “salvación” de los indígenas, considerados como salvajes. Estos misioneros serán la avanzadilla de una posterior ocupación militar. También hay organizaciones humanitarias que tratan de ayudar a las poblaciones nativas llevándoles los adelantos de la sociedad industrial: máquinas, medicinas...



LAS FORMAS DE DOMINACIÓN
El imperialismo tradicional que arranca en el siglo XVI tenía unas connotaciones políticas significativas, las colonias estaban concebidas como enclaves militares y para el control de las rutas marítimas, así como económicas, para la explotación de sus recursos físicos y humanos.
Esta consideración de las colonias se modifica con las revoluciones burguesas, con la industrialización, y adquiere ya su verdadera dimensión en las últimas décadas del siglo XIX.
A cada modelo capitalista corresponde un modelo de dominación colonial. El capitalismo comercial del siglo XVI las explota en función de sus necesidades: oro, planta, mano de obra. Cuando el sistema capitalista se transforma a un capitalismo industrial, cambia también el sistema de dominio, sólo que, al menos en una primera etapa, el mundo extraeuropeo no era importante para el capitalismo industrial, no lo necesitaban porque el sistema capitalista de la primera mitad del XIX se basaba en unos países productores y otros países consumidores que formaban por sí mismo un ciclo de intercambio.
El capitalismo industrial comienza a necesitar de los países de la periferia no europea en los años 70 y 80. El incremento de presión sobre otros territorios se hizo de forma distinta a como se había hecho en el Antiguo Régimen en el siglo XVI. La penetración en Asia participa de los rasgos del colonialismo anterior y de los del imperialismo del XIX.
La novedad fundamental frente a épocas anteriores es que ya no se trata sólo de establecer colonias mercantiles en puntos determinados de la costa con fines eminentemente comerciales. Ahora el saqueo económico se completa con una ocupación militar y política, imponiendo las estructuras administrativas y jurídicas del país colonizador en el colonizado.
Como consecuencia de ese reparto se configuran nuevos países que nada tenían que ver con las comunidades establecidas en las zonas anteriormente. Se fijan fronteras que antes no existían.
La expansión colonial europea presentó distintas formas de dominación. Las colonias, en su aspecto político, podían ser consideradas de varios tipos:
a) Colonias propiamente dichas, es decir, territorios gobernados por funcionarios designados por la potencia administradora.
b) Protectorados, eran territorios en los que se mantenía el gobierno indígena, en los aspectos internos, bajo la supervisión de la potencia ocupante y sometido a ella. La política exterior y el ejército eran controlados por la metrópoli.
c) Territorios metropolitanos, la colonia formaba parte del país colonizador (metrópoli) y se organizaba como una provincia más, con las mismas instituciones que cualquier provincia francesa, por ejemplo.
En su aspecto económico las colonias podían ser de poblamiento o de explotación, en el primer caso la potencia colonizadora facilitaba el asentamiento de colonos europeos, en el segundo las colonias eran objeto de un intenso saqueo y expolio por parte de las compañías capitalistas.
Otro tipo más sutil de colonización es la financiera, países que acumulan grandes capitales invertirán en países pobres y con ello aumentará la dependencia económica con respecto al colonizador.


EL REPARTO DE ÁFRICA
  • A principios del siglo XIX el Norte de África estaba controlado por el Imperio Otomano, salvo Marruecos, que era un sultanato independiente. El resto del continente eran territorios del África negra. Los franceses tenían enclaves comerciales en Senegal, Portugal en Angola, Gran Bretaña en el sur de África.
  • En 1870 la situación sigue siendo la misma, salvo el caso de Argelia, que los franceses se anexionaron en 1830.
  • El norte de África participaba más activamente que el resto del continenete de los intereses políticos, comerciales y estratégicos de los países europeos, fundamentalmente para Francia y Gran Bretaña. Esta dimensión de cercanía se incrementó a partir de 1869 con la apertura del Canal de Suez y el cambio de ruta que eso significaba hacia el Océano Índico. Con este motivo la presión de las potencias europeas sobre la zona se incrementó y comenzaron a plantearse las primeras anexiones de tipo político. Para salvaguardar las inversiones sobre el norte del continente africano Francia ocupa Túnez en 1881. La respuesta británica en 1882 fue la ocupación de Egipto.
  • La propia competencia entre los países europeos (Francia, Gran Bretaña y Alemania) por el control de las rutas comerciales lleva a los primeros enfrentamientos entre estas potencias. Para evitar enfrentamientos se convocó la Conferencia de Berlín (1885), donde se produjo el verdadero "reparto de África" entre las potencias europeas. En la Conferencia se tomaron las siguientes medidas:
- Se resuelve la Cuestión del Congo, se reconoce el "Estado Libre del Congo" bajo tutela del rey Leopoldo II.
- Se reconoce la libertad de comercio y de navegación por los ríos Níger y Congo.
- Se prohíbe la esclavitud
- Se decide el principio de ocupación efectiva
Como resultado de estas medidas África será rápidamente dividida entre los grandes imperios.



LAS GRANDES POTENCIAS COLONIALES

Gran Bretaña poseía el mayor imperio del mundo y controlaba las rutas marítimas del Atlántico (islas de Ascensión, Maldivas, El Cabo), el Índico (Colombo), el Pacífico (Singapur, Hong Kong) y el Mediterráneo. Tenía posesiones en América (Canadá, Guayana), Oceanía (Australia, Nueva Zelanda), Asia (India, Ceilán, Hong Kong) y África (Egipto, Sudán, Somalia, Kenia, Gambia, Nigeria, Unión Sudafricana...). Su principal colonia de explotación era la India.

╬ El segundo imperio colonial era el de Francia, que tenía colonias sobre todo en África del Norte (Marruecos, Argelia, Túnez, Africa Occidental Francesa, Madagascar...), en Asia (Unión Indochina, integrada por Annam, Tonkín, Conchinchina, Laos y Camboya) y en América (Guayana).

╬ También poseían territorios coloniales Rusia (se anexionó el norte y nordeste de Asia, la zona de Siberia, formando el gran imperio ruso), Holanda (parte de Indonesia), Portugal (Angola y Mozambique), Alemania (África del Sudoeste y zona del Golfo de Guinea), Italia (Libia, Somalia, Eritrea), Bélgica (parte del Congo) y España (norte del Sáhara).

mapa_imperialismos_1914.jpg

CONFLICTOS INTERNACIONALES
También se estaban creando las condiciones objetivas para que los conflictos entre las potencias fueran cada vez mayores. Entre 1885 y la I Guerra Mundial hubo situaciones de conflicto entre todos, enfrentamientos más o menos directos, solventados unos con guerras y otros por la vía diplomática.
  • Los más importantes, por su futura trascendencia, fueron los que enfrentaron, ya en 1885, a británicos y alemanes cuando Alemania se establece en África Oriental, en la zona del lago Victoria, justo al sur de las posesiones británicas. Se resolvió con una serie de acuerdos.
  • El conflicto más grave se produce en 1898, Incidente de Fashoda, entre británicos y franceses. Estaban en juego los dos grandes proyectos africanos de potencias europeas, proyectos incompatibles entre sí. Francia pretendía unir sus posesiones de Este a Oeste (de Marruecos a Somalia); Gran Bretaña quería hacer lo propio de norte a sur (desde Egipto a Sudáfrica), atravesando Sudán, Rodesia, Congo... Según la teoría británica Sudán formaba parte del protectorado egipcio, según los franceses era un país libre. El conflicto se resolvió diplomáticamente con el acuerdo franco-británico de 1904, por el cual se resolvían las diferencias coloniales entre ambos países al reconocerse respectivamente los derechos de Inglaterra sobre Egipto y Sudán y los de Francia sobre Marruecos.
  • La Alemania de Guillermo II no aceptará este acuerdo y se convocará una Conferencia Internacional sobre Marruecos, la Conferencia de Algeciras (1906), de la que salieron ganando Francia y España al reconocerse la prioridad de sus derechos sobre el Norte de África. De nuevo, en 1911, la acción de Francia sobre Marruecos provocará un incidente con Alemania. Berlín reconocerá el protectorado francés sobre Marruecos a cambio de compensaciones territoriales (el Camerún francés).


CONSECUENCIAS DEL IMPERIALISMO

La expansión europea produjo la europeización del mundo y por tanto unas consecuencias positivas o negativas segín quién cuente la historia, si son los europeos o son los pueblos sometidos.

Causas positivas
  • Entre éstas habría que citar el incremento de la población en los países ocupados debido a la erradicación de las epidemias y la consiguiente reducción de la mortandad a causa de las medidas higiénicas y sanitarias llevadas por los europeos. El aumento demográfico se justifica también porque estos países servían para descongestionar de población a los países europeos.
  • Otra sería el aumento de los cultivos y la introducción de técnicas que hizo que aumentara la producción agrícola, aunque fuera para abastecer a la metrópoli. Se fomentaron las grandes plantaciones de productos como el cacao, el café, el algodón, el caucho...
  • El descenso del analfabetismo y la expansión de la cultura occidental produjo la desaparición de la estructura tribal de las sociedades indígenas e incluso, en algunos casos, la pérdida de su identidad cultural; como vemos una consecuencia positiva suele conllevar una negativa. Se levantaron escuelas, aunque en ellas se enseñaba la lengua, la cultura y las costumbres de la metrópoli. Los misioneros, a su vez, socorrían a los indígenas, pero también trataron de imponerles el cristianismo.
  • Para los países europeos les resultaba beneficioso este dominio ya que obtenían materias primas muy baratas y con una mano de obra prácticamente gratuita.

Causas negativas
  • Los colonos impusieron sus intereses económicos, que hicieron empeorar la situación a la mayoría de la población indígena que sufrió el expolio de sus tierras por parte de los colonizadores.
  • Las fronteras que establecieron los europeos serían totalmente arbitrarias, sin tener en cuenta a los pueblos indígenas.
  • En muchos casos se produjo una fuerte segregación racial por parte de los europeos, que suponía el predominio de la población blanca europea sobre la población indígena, relegada a un segundo plano.
  • Los beneficios de la expansión colonial no afectaron por igual a todos los grupos sociales de la potencia colonizadora, en general sirvieron para el enriquecimiento de la burguesía industrial y financiera.


ACTIVIDADES



Recordad que a la vuelta de Semana Blanca recojo las siguientes actividades y hacemos el exámen:
- Mapa reparto colonial de África
- Comentario de texto (ideas) de los Conflictos Internacionales.
- Cuestionario:
  1. ¿Qué conocemos como imperialismo?
  2. ¿Cuáles son sus fases?
  3. Realiza un esquema donde señales las principales causas del imperialismo.
  4. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre la forma de ocupar el territorio en los siglos XVI-XVII-XVIII y en el siglo XIX?
  5. ¿Cómo podían ser consideradas las colonias según su aspecto político?
  6. ¿Y según su aspecto económico?
  7. Realiza un esquema donde aparezca la evolución de la ocupación de África desde principios del siglo XIX hasta la Conferencia de Algeciras de 1906.
  8. ¿Por qué se convoca la Conferencia de Berlín? ¿Quién y cuando se convoca?, ¿qué se decidió en ella?
  9. ¿Qué conflictos se dan entre las potencias europeas por el control de África?
  10. ¿Qué potencia tuvo el dominio de las grandes rutas marítimas? ¿Cómo aseguró ese dominio?
  11. Haz un esquema con las consecuencias del imperialismo colonial.